¿Necesitas financiación para tus proyectos o para pagar imprevistos? Con los préstamos personales puedes conseguir hasta 40.000 € en pocas horas para comprarte un coche, reformar tu vivienda o solucionar cualquier tipo de contratiempo. Encuentra los mejores préstamos personales en el comparador Miprestamo.es y compáralos según el tipo de interés, el importe ofrecido o la finalidad. Podrás conseguir financiación a tu medida, sin compromiso y 100% online. A continuación, encontrarás los mejores créditos del mercado, qué entidades los conceden y qué debes tener en cuenta antes de pedir un préstamo personal.
OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Hasta 5.000 € en 5 minutos
  • Desde el 5,25 % mensual
  • Plazo de hasta 48 meses
  • Sin comisiones de apertura o estudio
  • Sin productos vinculados obligatorios

Contratar

OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Ofrece hasta 40.000 € en 48 horas
  • Interés desde el 6,34 % TAE
  • Plazo de hasta 6 años
  • Lo podemos conseguir sin pasar por el banco
  • Contratación 100 % online

Contratar

Crédito Proyecto Cofidis

Crédito Proyecto Cofidis

hasta 15.000 €

hasta 6 años
90
OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Hasta 15.000 € para tus proyectos
  • Interés desde el 5,06 % TAE
  • Plazo de hasta 6 años
  • Sin comisiones de ningún tipo
  • Sin cambiar de banco

Contratar

OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Concede dinero en 15 minutos
  • Ofrece hasta 3.000 €
  • Plazo de hasta 2 años
  • Préstamo sin comisiones
  • Permite reembolso anticipado gratis

Contratar

Préstamo Cetelem

Préstamo Cetelem

hasta 50.000 €

hasta 8 años
70
OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Hasta 50.000 € en solo 48 horas
  • Interés desde el 7,18 % TAE
  • Plazo de hasta 8 años
  • Préstamo sin comisiones
  • Contratación sin cambiar de banco

Contratar

Crédito rápido Zaplo

Crédito rápido Zaplo

hasta 2.500 €

hasta 2 años
75
OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Hasta 2.500 € en 24 horas
  • Desde el 6,22 % mensual
  • Plazo de hasta 24 meses
  • Ofrece reembolso anticipado parcial gratuito
  • Posibilidad de atrasar el pago de una cuota 30 días

Contratar

OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Hasta 6.000 € en 24 horas
  • Sin cambiar de banco
  • Plazo de hasta 41 mees
  • Sin comisiones de ningún tipo
  • Solicitud 100 % online

Contratar

¿QUÉ ES UN CRÉDITO PERSONAL?

Los préstamos personales son productos financieros que nos permiten conseguir dinero tanto para hacer realidad proyectos de cierta envergadura (comprar un coche, reformar la vivienda) como para afrontar imprevistos. Según el Banco de España (BdE), el término “préstamo personal” hace referencia al tipo de garantía, que en este caso es el conjunto de bienes personales presentes y futuros del prestatario. Por tanto, para obtener un crédito personal no es necesario poner un bien concreto como garantía, como una casa o un vehículo.

Estos productos también reciben el nombre de créditos al consumo, pues se suelen usar para financiar la adquisición de bienes y servicios. De hecho, los préstamos personales son los productos de financiación más solicitados por las familias, ya que sus requisitos son más flexibles que los de otros tipos de préstamos (como los hipotecarios) y no hay que hacer tanto papeleo para contratarlos. De hecho, gracias a las nuevas tecnologías, han aparecido un gran número de préstamos personales online que se pueden conseguir en cuestión de minutos sin tener que presentar apenas documentación.

¿CUÁLES SON SUS CARACTERÍSTICAS?

Antes de solicitar un crédito personal a una entidad bancaria o a un prestamista privado es importante conocer cuáles son sus características para saber si se adaptan a nuestras necesidades de financiación. Estos son los rasgos básicos de los préstamos personales:

  • El dinero, normalmente, se destina a la compra de bienes y servicios como estudios en el extranjero, financiar el coche nuevo, hacer reformas domésticas, irse de vacaciones, comprar un ordenador, etc.
  • El cliente se compromete a devolver la cantidad prestada junto con sus intereses y comisiones bancarias correspondientes. Lo normal es que, antes de conceder el préstamo personal, el banco analice la capacidad de pago del solicitante y para ello le pida justificantes de ingresos, inventario de bienes o una declaración del patrimonio.
  • Dado que el cliente responde con sus bienes en caso de impago, el particular no compromete ningún bien en concreto, por tanto, la tramitación de los préstamos personales es más ágil que los préstamos hipotecarios.
  • El importe de la mayoría de los préstamos personales oscila entre los 500 € y los 40.000 €, dependiendo de nuestro nivel de ingresos.
  • Los plazos pueden ser desde 1 mes hasta 6 años, aunque algunos bancos tienen un plazo máximo de hasta 10 años.

TIPOS DE PRÉSTAMOS PERSONALES

Cuando hablamos sobre los préstamos personales nos solemos referir a los clásicos créditos bancarios de alto importe que se piden para financiar proyectos de cierta envergadura, pero lo cierto es que existen muchos otros tipos de préstamos personales. Veamos cuáles son los tipos de créditos personales disponibles en el mercado:

Mini préstamos: los minicréditos son préstamos personales rápidos de hasta 1.200 € que suelen tener un plazo de reembolso máximo de 30 días. Estos créditos personales los ofrecen básicamente las empresas de capital privado y, en general, tienen unos requisitos más flexibles que los préstamos bancarios.

Créditos rápidos: estos productos son préstamos de entre 500 € y 6.000 € que se conceden en cuestión de muy pocas horas, incluso en minutos. En general, los comercializan empresas de capital privado, pero durante los últimos meses muchos bancos también han lanzado sus propios préstamos personales rápidos.

Anticipos de nómina: son préstamos personales que conceden los bancos a los clientes que tienen domiciliada la nómina. El importe que se puede conseguir dependerá de la cuantía de la nómina o pensión domiciliada, aunque por lo general no se pueden pedir más de 10.000 €.

Préstamos al consumo para financiar productos: son créditos personales desde 200 € que conceden algunos comercios (grandes almacenes, hipermercados, compañías de telefonía…) para que sus clientes puedan financiar la compra de sus productos. Su interés suele ser muy reducido o nulo, ya que el objetivo de estos comercios es fomentar las compras en sus establecimientos.

Préstamos personales convencionales: son créditos de entre 3.000 y 40.000 € destinados a financiar proyectos personales costosos, como comprar un coche, reformar la vivienda o pagar la matrícula universitaria. Se pueden solicitar online, por teléfono o presencialmente en las oficinas de una entidad financiera.

¿Cuál es el precio de un crédito personal?

Salvo en contadas excepciones, las entidades querrán recibir una remuneración por prestarnos el dinero que necesitamos. En general, el precio de los créditos personales variará según el tipo de producto (los préstamos personales rápidos suelen ser más caros, por ejemplo) y las condiciones establecidas por cada prestamista. Estos son los aspectos que determinarán el coste total de un préstamo personal:

Tipo de interés

El tipo de interés es el porcentaje que se aplica sobre el saldo pendiente de pago, por lo que es lo que determina cuánto dinero tendremos que reembolsar al banco en total. Normalmente, los intereses de los préstamos personales oscilan entre el 5 y el 12 % TAE, aunque puede haber excepciones. La medida que indica el tipo de interés aplicado es el TIN o tipo de interés nominal, pero para saber cuánto nos costará un crédito personal es recomendable fijarse en la tasa anual equivalente (TAE), que tiene en cuenta tanto los intereses como las comisiones y otros gastos.

Comisiones de los préstamos personales

Muchas entidades (sobre todo los bancos) también nos cobrarán el coste de las gestiones y trámites que realicen para poner el dinero a nuestra disposición. Estas son las comisiones más habituales:

  • Comisión de estudio: Se abona al principio en concepto de análisis. Normalmente es un porcentaje mínimo.
  • Comisión de apertura: Se paga durante la formalización del contrato y es un tanto por ciento sobre la cantidad prestada. Esta comisión se incluye en el momento de calcular la TAE.
  • Compensación por reembolso anticipado: Si se solicita la amortización anticipada, se cobrará un porcentaje sobre el importe amortizado, que normalmente es de entre el 0,5 % y el 1 %, dependiendo de cuánto tiempo quede para que venza el plazo.

Otros gastos adicionales

Además de los intereses y de las comisiones, los préstamos personales pueden incluir otros gastos adicionales que pueden encarecer significativamente su precio. Veamos cuáles son:

  • Gastos de notario: si nuestra entidad bancaria nos pide que el contrato del préstamo personal se formalice ante un notario, el coste del mismo correrá de nuestra mano y el coste total del crédito podrá aumentar hasta un 0,3%.
  • Productos vinculados: si el banco requiere otras condiciones como la domiciliación de nómina o la contratación de un seguro de vida o desempleo, el coste del crédito personal también aumentará.

¿DÓNDE SE SOLICITAN LOS PRÉSTAMOS PERSONALES?

Antiguamente, sólo los bancos concedían préstamos personales con buenas condiciones, pero desde hace varios años el número de entidades prestamistas ha crecido significativamente. Si necesitamos un crédito personal para financiar cualquier necesidad, podemos pedir dinero a los siguientes proveedores de préstamos personales:

  • Entidades bancarias: los bancos son los principales proveedores de productos de financiación, entre los que destacan los préstamos personales. Estas entidades nos permitirán solicitar un crédito personal tanto en sus oficinas como a través de sus plataformas virtuales.
  • Prestamistas privados: las empresas privadas también nos pueden conceder varios tipos de créditos personales, como mini préstamos, créditos rápidos o préstamos online de un importe mayor. Sus requisitos suelen ser más flexibles que los de los bancos, aunque también suelen aplicar un tipo de interés mayor.
  • Plataformas de crowdlending: también podemos obtener financiación a través de las plataformas de préstamos P2P. En este caso, los inversores de la plataforma aportarán el capital de nuestro crédito personal para obtener rentabilidad. El interés de los préstamos personales concedidos a través del crowdlending variará según nuestro perfil de riesgo.
  • Servicios financieros de establecimientos: como hemos visto, los servicios financieros de los grandes almacenes o de los hipermercados también nos pueden conceder créditos personales para financiar la compra de sus productos.

REQUISITOS de los créditos personales

Cuando hagamos nuestra solicitud, la entidad analizará nuestro perfil para valorar si cumplimos los requisitos para obtener sus préstamos personales. Su departamento de riesgos analizará, básicamente, nuestros ingresos mensuales, deudas pendientes y otros compromisos de pago. También valorará nuestra situación socio-económica, pues no es lo mismo conceder préstamos personales a un asalariado sin cargas que a un autónomo con cuatro hijos a cargo.

Los requisitos que tendremos que cumplir para conseguir créditos personales variarán según el importe solicitado, el tipo de producto y la política de riesgos de cada entidad, pero en general siempre serán los siguientes:

  • Ser mayores de edad y residir en territorio nacional.
  • Disponer de un nivel de ingresos suficiente para hacer frente al pago de las cuotas del préstamo personal. Dependiendo del tipo de crédito y del importe solicitado, nuestra fuente de ingresos deberá ser una nómina o una pensión o también podrá ser nuestra remuneración como autónomos o cualquier otro tipo de ingreso (prestación por desempleo, beca, etc).
  • Tener una cuenta bancaria de la que seamos titulares. Dependiendo del tipo de préstamo, podrá ser de cualquier banco o tendrá que ser de la entidad prestamista.
  • No tener deudas impagadas. Si nuestros datos aparecen en algún fichero de morosos, ningún banco nos concederá financiación, aunque algunas empresas privadas sí nos ofrecerán préstamos personales con Asnef.

Si pedimos préstamos personales a una entidad bancaria, también es posible que tengamos que abrirnos una cuenta y tengamos que domiciliar nuestros ingresos. Además, muchos bancos también nos exigirán que contratemos otros productos vinculados para poder acceder al crédito personal, como seguros o tarjetas de crédito.

CONSEJOS ANTES DE FIRMAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Contratar préstamos personales es una decisión muy importante, ya que implica tener que hacer frente al pago de una deuda durante bastante tiempo. Por eso, antes de hacerlo es importante tomar las siguientes precauciones para no encontrarnos con sorpresas desagradables:

  • Verificar nuestra capacidad de reembolso: la única garantía son nuestros bienes personales presentes y futuros, por lo que tendremos que asegurarnos de disponer de los ingresos suficientes para pagar las cuotas del préstamo personal. En caso de impago, nuestras cuentas y nuestro sueldo podrían ser embargados.
  • Comparar diferentes ofertas: no debemos quedarnos con la primera oferta que nos encontremos. Para encontrar el crédito más barato, es aconsejable comparar varios préstamos personales teniendo en cuenta todas sus condiciones (interés, comisiones, productos vinculados, etc).
  • Leer detenidamente las cláusulas del contrato: tenemos que leer atentamente la letra pequeña y preguntar por todo lo que no entendamos antes de firmar.