Encuentra los mejores préstamos con ASNEF

Crédito rápido Monedo Now

Crédito rápido Monedo Now
Préstamo personal

desde 750 €
hasta 5.000 €

Plazo min: 6 meses
Plazo max: 3 años

TAE min: 60,00 %
TAE max: 197,00 %

coste 1200 €
para 2000€ a 1 año
95
OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Hasta 5.000 € en 5 minutos
  • Desde el 5,25 % mensual
  • Plazo de hasta 48 meses
  • Sin comisiones de apertura o estudio
  • Sin productos vinculados obligatorios

Contratar

Préstamo hipotecario SUIZAINVEST

Préstamo hipotecario SUIZAINVEST
Préstamo hipotecario

desde 5.000 €
hasta 300.000 €

Plazo min: 1 año
Plazo max: 20 años

TAE min: 12,68 %
TAE max: 17,22 %

coste 253,6
para 2000€ a 1 año
84
OFERTAS

Actualmente no hay ninguna oferta


Contratar
VENTAJAS
  • Plazo de hasta 20 años
  • Sin nómina ni aval y con ASNEF
  • Solicitud 100 % online
  • Respuesta en 24 horas
  • Permite una carencia de capital de hasta 5 años

Contratar

Encontramos el mejor préstamo para ti

¿Qué es lo más importante para ti
en un préstamo?

Al pulsar en conseguir ahora aceptas los terminos y condiciones y la política de privacidad

¿Todas las empresas de créditos rápidos ofrecen préstamos online con ASNEF?

Aunque los requisitos de las empresas de créditos rápidos suelen ser más flexibles que los del banco, la mayoría de empresas de créditos online no ofrecen prestamos estando en ASNEF. En general, tener deudas pendientes nos posiciona como clientes de riesgo y muchas empresas nos rechazarán.

Sin embargo, algunas empresas sí ofrecen este tipo de préstamos, y en MiPrestamo las hemos encontrado para ti.

Tan solo tienes que utilizar nuestro buscador de créditos seleccionando la opción “asnef” y podrás encontrar las mejores ofertas de créditos con ASNEF o Rai del momento.

Solicitar tu préstamo con ASNEF es totalmente gratuito ya que estos prestamistas no cobran comisiones de estudio ni apertura, por lo que puedes hacer tu solicitud en varios sitios a la vez para aumentar las posibilidades de concesión del préstamo.

¿Son más caros?

Por norma general, el precio que se aplica a los préstamos con asnef es el mismo que el de un préstamo para cualquier otro tipo de cliente, por lo que estar inscrito en uno de estos archivos no supone ningún coste adicional. La gran diferencia es que podrás acceder a una oferta de créditos inferior. Además, normalmente se pone un límite de 1.000 Euros a la deuda por la que estás en ASNEF, por lo que si tu deuda es superior deberás buscar sistemas de financiación alternativos (por ejemplo, los préstamos con garantía hipotecaria). Algunas empresas permiten deudas hasta 2.000 Euros.

Además, para poder conseguir un crédito con ASNEF es imprescindible que tu deuda no esté relacionada con ninguna entidad financiera (por ejemplo, que provenga de un préstamo bancario). Los prestamistas lo comprobarán en el archivo de ASNEF y te denegarán el préstamo. Si tu deuda proviene, por ejemplo, de una factura telefónica y no  supera los 1.000 € no tendrás ningún problema para conseguir préstamos online con ASNEF.

Qué tengo que hacer para conseguir préstamos estando en ASNEF

Los préstamos con ASNEF se pueden solicitar directamente a través de la web del prestamista de forma sencilla. Tan solo tienes que utilizar nuestro buscador, encontrar los mejores préstamos online con ASNEF y darle al botón “contratar”, que te redirigirá a la web de prestamista.  Una vez en la web, solo necesitarás unos minutos para rellenar el cuestionario online y tener a mano tu número de cuenta.

En el formulario se te pedirán tus datos personales básicos y de contacto. Asegúrate de introducir los datos correctos, ya que la empresa utilizará el e-mail y/o el teléfono para finalizar el proceso.

Puedes pedir préstamos online con ASNEF sin cambiar de banco, ya que harán el ingreso a tu número de cuenta (es imprescindible que seas el titular de este número, ya que son préstamos personales). Pedir préstamos inmediatos con ASNEF es mucho más fácil que ir al banco. Además, es totalmente seguro (si eliges bien la empresa) y no tendrás costes ocultos ni sorpresas.

¿Puedo utilizar los créditos con asnef para salir de la lista?

Para salir de la lista de morosos tendrás que resolver tu deuda y una buena forma de hacerlo es solicitar un préstamo con asnef. Una vez dejes de estar en este fichero, podrás acceder a la financiación bancaria tradicional.

Sin embargo, solicitar un crédito siempre conlleva un riesgo de endeudamiento, por lo que podrías acabar metido otra vez en asnef si no devuelves tu préstamo con asnef a tiempo. Antes de pedir un crédito con asnef planíficate y asegúrate de que lo vas a poder devolver dentro del plazo.

¿Cómo encontrar el mejor préstamo en MiPrestamo.es?

MiPrestamo.es es un comparador gratuito de productos financieros desde el que puedes consultar y comparar las condiciones de diversos préstamos online, tarjetas e hipotecas. Tan solo tienes que utilizar nuestro buscador para que encontremos para ti los mejores créditos a tu medida. Podrás elegir los mejores préstamos que se adaptan tanto a tus necesidades como a tu perfil como solicitante, y pedirlos online. Tan solo tienes que elegir qué tipo de préstamo quieres y darle al botón “conseguir ahora”. Te mostraremos una amplia oferta de créditos para que encuentres el préstamo que más se ajusta a lo que estás buscando.

Nuestro servicio es totalmente gratuito. No prestamos dinero ni recogemos solicitudes de crédito de nuestros usuarios, sólo facilitamos el acceso a otras webs en las que podrás pedir un préstamo. Si quieres pedir un crédito, solo tienes que entrar en la web del prestamista y hacer tu solicitud online.


SOBRE NOSOTROS:

MIPRESTAMO.ES es un comparador de productos financieros desde el que puedes consultar las condiciones de diversos préstamos, tarjetas e hipotecas. No presta dinero ni recoge solicitudes de crédito de sus usuarios, sólo facilita el acceso a otras webs en las que podrás pedir un préstamo.

3 CONSEJOS IMPORTANTES:

  1. Recuerda que NUNCA debes pagar nada antes de conseguir financiación
  2. Nunca hay que pedir un dinero que no puedas devolver
  3. Nunca hay que aceptar un préstamo sin haber leído y entendido el contrato